Domingo lluvioso en la noche

No tiene sentido describir lo que es un domingo lluvioso en la noche
a un domingo lluvioso en la noche.

Él ya sabe lo que es.

Conoce que el fondo de nubes que inunda mi ventana me arropa.

Observa que en mi paz está el sentir a mi madre en calma
o a mi abuelo escuchar música clásica desde su sillón.

Hace el canto de los grillos y de las ranas
tan definido como el borde de una gota de rocío sobre una hoja.

Sabe desplegarse como una alfombra
para que mi corazón pueda sentarse a meditar.

Juega a hacer sonar la radio mejor,
a volver más verde la grama de un estadium de beisbol,
a convertir el silencio en algo respirable,
a que la claridad sea su niña…

Todo eso lo hace. Y algunas cosas más.

Abre el espacio para que las notas de una guitarra eléctrica
quiebren el vacío como se quebraría un vidrio
y todos los pedazos encajasen en mí
como las piezas de un rompecabezas.

(Pink Floyd suena mejor que nunca cuando es domingo en la noche y llueve).

La explicación entonces, no es para él.

Es para ti, que por elegante casualidad,
un domingo lluvioso en la noche, me lo has preguntado.

Para Ysa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s