Recordatorio

Siendo

Mozart de mi existencia
Siddharta de mis caminos
sol brillante de mil lunas
flauta para aires templados
con gotas de lluvia flotantes,
formas de vida cristalinas,
astros en el vacío

reclamando mi derecho a vivir
al ritmo de mis latidos

me recuerdo

que mi carta de navegación
se puede calcular en base al
universo rojizo de estrellas negras
de una sandía madura

que un cielo azul claro
y unas flores de frambuesa
pintados sobre una dama como lienzo
son razones más que suficientes para
renacer y sonreir por dentro

que la música que me acompaña
en las madrugadas más sutiles
está hecha con los agudos de un piano
de esos que saben exactamente a
un caramelo ácido de manzana verde

y que el aroma del té sabe bailar
-si, no te olvides que sabe bailar-
melodías que dibuja en la neblina
la batuta delgada de una rama de pino

en todo caso,
lo más importante es
leer esto y reconocer
que la poesía jamás
me la pueden quitar

nunca es de nadie, en primer lugar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s