Resplandor

Yo te perseguía
en el mercado
como el río
detrás de la espuma

-No soy la única mujer
para que me andés coleando,
me dijiste.

-Sólo hay una luna en el cielo,
te respondí.

-También hay estrellas,
me contestaste.

-Sí, pero las que están
cerca de ella no se ven
porque su resplandor
las desaparece.

Humberto Ak’abal, poeta Quiché (Guatemala).